Deporte venezolano: ¿Se está haciendo bien?

0
120
Cortesía

Por Alan Muro (@il_alan).- Después de la tempestad viene la calma, así se observó en la segunda semana de marzo en el deporte venezolano, cuando la representación nacional en el Clásico Mundial de Béisbol decepcionó a sus fanáticos y seguidamente el club Guaros de Lara logró una hazaña histórica para el baloncesto nacional.

Muchos rumores y comentarios llenan las redes sociales de polémica cuando las comparaciones entre los deportes más vistos en la nación se ponen en tela de juicio. El fútbol, béisbol y baloncesto han colmado la prensa con actuaciones memorables a nivel individual, pero ¿Qué sucede con lo colectivo? ¿Será que no se está preparado para la guerra? deportivamente hablando.

Es bueno saber que sucede en estos deportes que sacan sonrisas, lágrimas y pasiones a más de 30 millones de venezolanos.

Cuando se llega al gramado de 11 vs 11

La actualidad del fútbol nacional a nivel de selección absoluta no es la mejor en los últimos años. La llamada Vinotinto del balompié ha dejado mucho que desear en sus presentaciones oficiales, además del transitar rumbo a la Copa del Mundo Rusia 2018. Entre cambio de directores técnicos, problemáticas en los vestidores, renovaciones y la eterna escasez de victorias son algunos de los problemas que ataca este seleccionado.

Los clubes no se escapan de la realidad actual. El Deportivo Táchira y el Carabobo Fútbol Club han sido ejemplos claros en este primer trimestre del año. Una clasificación previa a la fase de grupo de la Copa Libertadores los dejó sin ese dulce pase a ronda grupal.

¿Falta de directivos? ¿Buena representación en la liga local?

Ambas interrogantes podrían tener respuestas positivas si se realiza un análisis exhaustivo en cada una de ellas.

Si las variaciones y los problemas entre Federación, afición, jugadores y clubes no se ataca desde  la raíz, el problema seguirá latente. Simplemente serán simples paños de agua fría para una fiebre que perdurará años.

Por su parte la liga local es una montaña rusa o quizás un espejismo, que en ocasiones mejora, en otras, se ve por debajo de la mediocridad gerencial, organizacional y futbolística.

Tomar riendas en el asunto y lograr que la generaciones de relevo (ejemplos sub17 y sub20) sigan desarrollándose para que den esa alegría mundialista por primera vez a Venezuela.

Falsa potencia en el béisbol

No se ha llegado a la conclusión si la culpabilidad es de la prensa nacional, la afición o los propios jugadores y representativos; lo que si está claro es que las actuaciones de 2006, 2009, 2013 y ahora 2017 han dejado un sabor amargo en cada uno de los fanáticos del deporte vinotinto, o ahora tricolor.

El Clásico Mundial de Béisbol (CMB) presentó una toletería de ensueño, un equipo ofensivo que cualquier otra nación quisiera tener. Jugadores de la talla de Miguel Cabrera, José Altuve, Carlos González, Victor Martínez, entre otros, fue la exquisita carta de presentación de Venezuela para esta competición donde lamentablemente se volvió a defraudar.

Un total de 24 anotaciones concretadas en primera ronda (cuatro juegos) y solo CUATRO carreras en segunda fase (tres cotejos) fue el registro criollo.

El tema del pitcheo era la deuda o el dolor de cabeza del manager 11 veces Guante de Oro, Omar Vizquel para este corto torneo.

Efectivamente, se sufrió con un total de 55 carreras permitidas en siete compromisos (45 en cuatro enfrentamientos), uno de ellos por la vía del KO + blanqueo.

Los de uniforme tricolor se despidieron con marca de dos ganados y cinco reveses, actuación para el olvido.

¿Soluciones?

La sangre está hirviendo y no es hora de señalar a uno, dos o tres culpables cuando un equipo falló por completo. Omar Vizquel expresó su deseo de continuar al mando de la tropa y objeción de esta aseveración es poco probable.

Unir al grupo antes, ponerse a tono con anticipo o buscar ese relevo que existe en cada campo de Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) o ligas menores norteamericanas son parte de los objetivos a plantearse para la próxima edición.

¿Nuevos en este sistemas?

Es posible asegurar que 11 años no son suficientes para cohesionar una selección nacional de béisbol, no obstante, la formación que posee cada atleta en categorías menores, LVBP, formaciones en Clase A, Doble AA y Triple AAA, posteriormente la gran carpa deben ser suficientes para llegar con oportunidades a dichos campeonatos.

Archivo | Cortesía

Bicampeones de América en clubes

Aplaudir de pie la actuación de Guaros de Lara por segundo año corrido en la Liga de Las Américas (LDA) es meritorio. La gerencia comandada por Jorge Hernández ha sabido manejar las piezas y mantener el engranaje para lograr la hazaña nunca antes vista en esta especie de torneo, el bicampeonato de manera corrida.

A pesar de la ausencia de quintetos brasileños en este torneo continental, el nivel que se muestra es muy alto. Escuadras de Puerto Rico, México y Argentina, son muestras de países donde se juega un nivel de baloncesto de altura en el continente.

Guaros sin duda, ha dejado claro que Venezuela aún se encuentra en su mejor momento en la historia del baloncesto. Tras par de oros en sudamericanos, un FIBA Américas de Naciones, una participación por segunda vez en Juegos Olímpicos y obtención corrida de título LDA, es claro el avance de este deporte en el territorio nacional.

¿Qué se debe mejorar?  ¿Será que todo está bien?

El nivel de la Liga Profesional de Baloncesto es uno de los más altos en sudamerica, sin embargo, cabe resaltar que si el trabajo en las bases jóvenes y desenvolvimiento de ellos en los tabloncillos no es tomado en cuenta, la evolución constante se estancará.

La importancia de la Liga Nacional, Liga Paralela, Ligas Juveniles, campeonatos nacionales, estatales y escolares, además de universitarios es la vitrina para que el basquet siga creciendo y sea una potencia continental.

Cortesía

Redacción Deportes Venezuela
Síguenos en Twitter
@VDeportes